El Mundo Rural. Un mundo lleno de posibilidades

Publicado por

 

2016-02-13 (16)
La Sierra de Ávila

Texto: Juan Carlos Soto/Fotos: Lena Pettersson

Desde que me enteré del título de un libro relacionado con la despoblación “La España vacía”, estoy dándole vueltas a ese concepto. Supongo que tiene que ver con darle una visión gráfica a la situación rural, o con algún tipo de denuncia, o con el sensacionalismo para llegar a más lectores por parte de la editorial o, con algo peor, como el victimismo derrotista que tanto interesa instalar para resignarnos a lo inevitable. Los pueblos se mueren, así que no nos queda más remedio que irnos a la ciudad.

Es cierto que la situación de la población en el Mundo Rural de España es muy preocupante, como sucede también en Ávila. Vivimos momentos demográficos muy peligrosos, pero parece que eso preocupa poco o muy poco; al menos no lleva a ocuparse a quién corresponde. Puede que estos libros consigan poner el problema en la agenda de las administraciones públicas, en algunos partidos políticos, en los medios de comunicación y en el debate público, como está pasando con las Plataformas como Teruel Existe, Soria Ya, la otra Guadalajara y la que está iniciándose Ávila Resixte…

Todos conocemos las estadísticas, los diagnósticos hechos a lo largo de los últimos años y son muy alarmantes.

Sin embargo, yo quiero plantear otro paradigma, sabiendo y conociendo la situación de partida. Por eso el título de mi artículo. Me he propuesto que en los treinta años que me queda de vida voy a trabajar incansablemente para demostrar que ese mundo rural de posibilidades infinitas existe.

P1060488
Navarrevisca

Para empezar, eso de que el mundo rural está vacío no es cierto ni de lejos. Hay personas que lo habitan, aunque sean pocos como es el caso de Manjabálago y Ortigosa de Ríoalmar, del que soy teniente alcalde, donde contamos con 28 habitantes censados. Pero además casas, huertas, molinos, puentes, fauna doméstica y salvaje, flora, rocas, tierra, agua, aire…: un paisaje cultural diverso y variado, que rompe con la monotonía que nos ofrecen las ciudades. Así que hablamos de un contexto único. Sé que vivimos en un contexto econocentrista y que sus pensadores me dirían que solo con eso no es posible vivir. Craso error. O acaso ¿no hay nueve millones de personas viviendo en el mundo rural de España? Igual lo que quieren es fagocitarnos a todos.

2016-02-13 (10)
Manjabálago
2016-02-13 (6)
Manjabálago

Quiero aprovechar compartir una anécdota que me pasó para mostrar la importancia de lo que estoy hablando. En una ocasión, dando una charla sobre desarrollo rural en Huesca hice mención al término “pueblos abandonados”. Entonces un paisano pidió permiso para hablar y me dijo, con toda la sabiduría de una persona mayor: “Perdone pero mi pueblo no está abandonado, está deshabitado y lo llevamos en nuestro corazón allá donde estemos”. Se pueden imaginar como me quedé y, desde ese momento, pensé en aquellas personas que viven permanentemente en el pueblo, en los que viven temporalmente, los que están vinculados tecnológicamente con sus pueblos y los que están vinculados emocionalmente, que son todos al 100%. Y ahí descubrí la importancia del “capital social rural”, indistintamente donde esté y cómo se puede tener en cuenta para el desarrollo rural, tal y como se ha podido demostrar en las reivindicaciones contra la minería a cielo abierto en Ávila, en las que participaron activamente todos los sectores poblacionales nombrados.

2016-02-13 (2)
Ortigosa de Ríoalmar

Y hablando de “ciudades y vacío”, dudo de que en una ciudad llena de seis millones de habitantes, no esté también llena de soledad y de vacío. No hay más que pensar en esta expresión acuñada, “el olor de la muerte”, para referirse a aquellas personas mayores encontradas muertas solas en sus casas después de varios días, semanas, meses o años. Es casi impensable que pueda suceder eso en un pueblo.

Por otro lado, un mundo rural con poca o ninguna población es muy vulnerable. Principalmente porque al haber pocos paisanos que custodien el territorio aparecerá, con toda seguridad, algún depredador de dos patas y maletines para aprovecharse de esa situación para robar sus recursos, – véase el ejemplo de la minería a cielo abierto que antes he comentado. Los promotores de las minas lo decían claramente en su informe: “es un territorio con poca población y de bajo nivel cultural”.

Otra cuestión es la normativa-administrativa. Esa que está diseñada para favorecer siempre a los que tienen dinero y a los que piensan en macroproyectos. Rige la misma normativa para una gran empresa quesera que para un quesero artesanal de un pueblo. En fin.

Por ello no nos queda otro camino que empezar urgentemente a organizarnos para participar activamente en la toma de decisiones que nos lleve a autogestionar el mundo rural. Somos la población de los pueblos los que defendemos nuestro territorio única y exclusivamente. Y más allá de la idea pueblo debemos pensar en romper los localismos y organizarnos a nivel comarcal, con todas aquellos paisanos que deseen trabajar para esta transformación social rural. Estoy convencido que nadie vendrá a hacerlo por nosotros, ni desde la Diputación, ni desde la Comunidad Autónoma, ni desde el Reino de España, ni desde la Unión Europea. Que por cierto dictan el funcionamiento del mundo rural desde 60 a 3000 kilómetros de distancia. Así nos va.

Un ejemplo contundente: después de treinta años, y veinte mil millones de euros recibidos en fondos para frenar la despoblación, Castilla y León sigue perdiendo cada año unos 30.000 habitantes, lo que constituye una sangría demográfica y un desgarramiento sociocultural con consecuencias impredecibles.

Juan Carlos Soto

P1060174
Navalosa

3 comments

  1. Exactamente esa es nuestra opinión..,por eso hemos formado una Asociación de vecinos y amigos de la Comarca de El Barco de Avila…”AVA COMARCA BARCO…”…ES LA ASOCIACIÓN DE VECINOS Y AMIGOS DE LA COMARCA DE EL BARCO DE AVILA…”,con la petensión de apoyar..,sugerir y criticar a los Ayuntamientos y otras autoridades para quese realicen acciones que son de su incumbencia…en las cabeceras comarcales…:1º.-Facilitar y promover cooperativas de transformación de productos de la zona…2º.-Que la Formación Profesional tenga muchos mas cursos de sitintas especialidades….3º.- Que haya ,en todas las cabeceras,residencias de la tercera edad con financiación públic(al ser los mayores los mas desprotegidos,igual que los niños..,esto dará puestos de trabajo para gente joven…) y muchas mas iniciativas que surgen….Si quieres ponte en contacto con nosotros..,acabamos de empezar…

    Me gusta

  2. Me ha llegado perfectamente tu mrnsaje, de acuerdo contigo, nuestros pueblos no están abandonados están deshabitados, nunca abandonaré mis raíces. Yo estoy más sola en la ciudad aunque estoy rodeada de millones de personas, aquí en mi pueblito conviven conmigo millones de seres que aman su mundo al igual que yo y que, si no pueden “luchar” por la supervivencia de nuestra tierra, saben que cuentan contigo, conmigo y con todo el que quiera hacerlo…

    Me gusta

  3. Hola Maria Antonia/Laura:
    Comparto vuestras opiniones, soy de la zona y en el pueblo tenemos hecha una asociación, pero nos gustaría, ver cómo podemos colaborar, ya que es el único modo que vemos, para hacer fuerza y poder conseguir que la zona deje de deteriorarse a pasos agigantados.
    Este fin de semana estarmos por ahí , y trataremos de contactar con vosotros.
    Hablamos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s