Hay que hacer un uso “eficiente” de los recursos, incluído el dinero público en forma de subvenciones europeas…

Publicado por

Lena Pettersson

¿La agricultura puede ser “inteligente”? En algunos ámbitos parece que “inteligente” sólo se refiere al uso de tecnología avanzada, con lo cual en este caso el agricultor no necesitaría ejercer su inteligencia – y tampoco necesitaría conocer y estar en contacto con la tierra de su granja (o su “explotación”).

Me ha surgido esta reflexión al leer la noticia publicada en la web de la Diputación, sobre la jornada en Nava de Arévalo hace una semana.

Captura de pantalla de 2019-12-12 22-11-50
Captura de pantalla de la web de la Diputación.

https://www.diputacionavila.es/noticias/tecnologia-puntera-para-una-agricultura-inteligente-y-sostenible-en-nava-de-arevalo.html

La jornada se celebró dentro del marco del proyecto europeo COMPETIC, y trató cuestiones como “el uso eficiente del agua, el ahorro de energía y las posibilidades que las tecnologías ofrecen en la realización de las principales tareas agrícolas.”

El proyecto, que empezó oficialmente en julio 2017 y finaliza el 31 de este mes de diciembre, ha tenido como objetivo “Apoyo a emprendedores, autónomos y microempresas del entorno rural para crear y hacer crecer sus negocios aprovechando las oportunidades de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación” y “Mejorar la competitividad de las PYMES, y favorecer nuevas iniciativas empresariales en base a las TIC y la economía digital en cooperación transfronteriza”.

Al buscar más información (en la web de la Diputación, en Eduscopia y la prensa abulense) he encontrado pocas cosas concretas, y he sufrido un atracón de palabras y expresiones como mejorar la competitividad, fomentar la cultura empesarial y el emprendimiento, innovación, modernizar, herramientas para la mejora de la productividad, nuevos modelos de negocio, etc, que se repiten una y otra vez.

En cuanto a actividades concretas llevadas a cabo en Ávila ha habido alguna charla como la de Nava de Arévalo, la presentación del proyecto en Ávila en marzo 2018, jornadas de formación en Ávila (15-16 abril de este año), Barco de Ávila (18-19 abril) y Horcajo de las Torres (11-12 abril), con temas como la elaboración de un  “Plan de Social Media Marketing” o la creación de un blog o web con WordPress. Y una jornada de formación en Las Berlanas.

http://www.competic-poctep.com/es/eventos-2/

https://eduskopia.com/comenzamos-con-los-talleres-de-gestion-de-la-innovacion-en-la-provincia-de-avila/

…Pero quizá hay más, porque parece poco considerando que la Diputación de Ávila ha recibido más de 200.000 eurospara este proyecto, de los que la Unión Europea ha contribuído el 75%.

Pero volvamos a la “agricultura inteligente“. Según la noticia publicada, Angel Luis Muñoz, director del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Universidad de Salamanca,  ha hablado de la utilidad de los drones para “detectar diversas patologías que pueden afectar a los cultivos, como falta de riego, malas hierbas o estrés hídrico”.

El SUELO parece ser el gran ausente en estas charlas sobre como “mejorar la competitividad” – y en las que para ser políticamente correcto al menos hay que pronunciar la palabra “sostenible” en algún momento- a pesar de que es la base de la producción agrícola.

Sin un suelo vivo, es decir, lleno de microorganismos y actividad biológica -que es lo que le da una buena estructura y una fertilidad inherente- es imposible hacer un “uso eficiente de agua”.

Como introducción para entender cómo funciona el suelo, este video de 11 minutos no está mal.

Y también recomiendo este artículo de la científica australiana Christine Jones:

http://vitaveris.com/wp-content/uploads/2017/01/Nitr%C3%B3geno-La-espada-de-doble-filo.pdf

Con un suelo sano, vivo, y fertil no se necesitan estos cantidades ingentes de fertilizantes y “fitosanitarios” (agrotóxicos), que se suelen aplicar en la agricultura industrial y que constituyen un gasto importante, con lo cual el agricultor también se vuelve más “competitivo” (y más contento, y con menos riesgo para su propia salud).

Pienso que los agricultores, consumidores y ciudadanos inteligentes deberíamos exigir tanto que se produjeran los alimentos sin dañar a los ecosistemas, como que el dinero público se utilizara de una forma transparente y eficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s